La disfunción del suelo pélvico es una enfermedad crónica de la que se habla muy poco por el estigma negativo al que se le asocia. Consiste en un conjunto de síntomas relacionados con las funciones de los órganos intrapelvianos, siendo los más frecuentes la incontinencia urinaria y la disfunción sexual

Contrario a lo que comúnmente se piensa, la disfunción del suelo pélvico puede darse a cualquier edad, siendo cada vez más frecuente en personas jóvenes. Esta condición afecta con mayor frecuencia a las mujeres, y condiciones como el estreñimiento, el embarazo, el parto y los deportes de alto impacto aumentan el riesgo de padecerla.

En BEXCLINIC comprendemos que esta patología genera una huella negativa en el pudor y calidad de vida del paciente. Por eso, en nuestra clínica de Medicina Estética y Regenerativa estamos en constante incorporación de los tratamientos más avanzados para ofrecerte soluciones para mejorar tu salud cómodas, sencillas y seguras. 

¿Qué es la disfunción del suelo pélvico?

¿Qué es el suelo pélvico?Los músculos de la cavidad pelviana se encargan de soportar los órganos dentro de ella, como la vejiga, el útero y el ano. Su contracción y relajación están relacionadas con el control de la orina y la defecación.

Cuando estos músculos se debilitan por múltiples causas, llevan a alteraciones funcionales de los órganos dentro de la cavidad, como la incontinencia urinaria o fecal, problemas en la función sexual y alteraciones anatómicas importantes como son los prolapsos.

Un prolapso es un abultamiento o caída de una parte del cuerpo por debilidad de los tejidos de sostén. En este caso, un prolapso habla de la salida del útero sobre la vejiga o del recto sobre el ano, ya que los tejidos de soporte como los músculos y los ligamentos no ejercen su función.

La musculatura del suelo pélvico no sólo es esencial para mantener funcionales los órganos dentro de ella, sino que también es un componente vital en el mantenimiento de la estabilidad de la columna lumbopélvica. Por ello, cuando hay debilidad en sus estructuras también puede haber dolores de espalda baja.

Incontinencia urinaria por disfunción de suelo pélvico: un problema ignorado

La incontinencia de orina es el signo más frecuente de la afección del suelo pélvico. Afecta mayormente a las mujeres y el riesgo de padecerla aumenta con la edad, aunque cada día se ve con mayor frecuencia en personas jóvenes.

Esta se define como cualquier fuga involuntaria de orina a través de la uretra y constituye, para quién lo sufre, un problema social e higiénico importante. Usualmente los pacientes no consultan a especialistas médicos por pudor y por pensar que no es un problema grave, aunque la realidad es que este problema genera un impacto negativo en su calidad de vida y seguridad.

Fases de la incontinencia urinaria provocada por el suelo pélvico

Tipos de incontinencia urinaria

Incontinencia de esfuerzo

Es la pérdida involuntaria de orina (sean gotas o chorros) que se produce como consecuencia de un esfuerzo físico que provoca un aumento de la presión dentro del abdomen, como toser, reír, estornudar, correr e incluso andar

Este tipo es el más frecuente y alrededor del 50% de las mujeres lo sufren.  

Incontinencia de urgencia

En contraste con la anterior, aquí hay una pérdida involuntaria relacionada a un fuerte deseo de orinar, también llamado urgencia miccional o micción imperiosa. Teniendo en cuenta que en condiciones normales el músculo vesical sólo se contrae cuando la persona decide orinar, en la urgencia, los músculos de la vejiga se contraen involuntariamente generando un deseo de orinar inesperado.

Generalmente, este tipo de incontinencia viene acompañada de unas ganas de orinar imposibles de controlar. Su frecuencia aumenta a partir de los 40 años de edad y afecta especialmente a las mujeres.

Incontinencia por rebosamiento

Aquí, la pérdida miccional se da porque el volumen de orina supera la capacidad de almacenamiento de la vejiga. La fuga se manifiesta en forma de gotas o de pequeños chorros sin fuerza, afectando más a hombres que a mujeres.

clínica de medicina estética y regenerativa en Madrid

Tratamientos no invasivos

Afortunadamente existen numerosas opciones para tratar esta condición, cada una está enfocada en un componente específico de la función muscular del suelo pélvico. A continuación, te explicamos los más conocidos.

Medicamentos

Sí, los medicamentos con acción muscular y neurológica son la opción terapéutica de primera instancia, aunque no siempre la más efectiva. 

El uso de fármacos se basa en la existencia de receptores colinérgicos y adrenérgicos en los músculos que producen contracción y relajación de la vejiga o uretra. Eso se indica en función del medicamento seleccionado y del tipo de incontinencia.

Por ejemplo, en la incontinencia de esfuerzo se prescriben medicamentos que mantienen la resistencia de la uretra, como agonistas alfaadrenérgicos, antagonistas betaadrenérgicos, antidepresivos, terapia hormonal e inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina.

Aunque los medicamentos son una opción discretamente efectiva, no es la alternativa más segura, puesto que con cada uno de ellos también vienen sus indeseables efectos secundarios, siendo los más frecuentes mareos, debilidad, dolores de cabeza, depresión, ansiedad, aumento de la frecuencia cardíaca, temblores, entre otros.

Ejercicios del suelo pélvico

Ya que la falla del suelo pélvico se debe a la debilidad de los músculos y los tejidos de sostén relacionados, los ejercicios son una opción segura y viable para recuperar el tono muscular.

El primer paso es encontrar el grupo muscular afectado e iniciar sesiones de contracción y relajación voluntaria que con el pasar del tiempo llevarán al aumento de la tonicidad y fuerza muscular. 

La ejecución de los ejercicios incluye las siguientes fases:

  1. Comenzar vaciando la vejiga.
  2. Contraer los músculos del suelo pélvico y contar hasta 10.
  3. Relajar los músculos completamente y contar hasta 10.
  4. Ejecutar 10 ejercicios, 3 veces al día (mañana, tarde y noche), durante unos 5 minutos.

Los ejercicios son de gran ayuda y representan una de las alternativa más seguras y cómodas porque pueden realizarse en casa o desde cualquier lugar. Sin embargo, no son completamente efectivos y los resultados podrían tardar años en evidenciarse. Además, los movimientos deben ser supervisados por un especialista, ya que de hacerlos erróneamente no darán ningún resultado.

EMSELLA para acabar con la incontinencia y fortalecer el suelo pélvico

Tratamiento emsella Incontinencia urinariaGracias a los avances en medicina hoy en día podemos disponer de la tecnología EMSELLA, una opción terapéutica segura, efectiva y no invasiva para la incontinencia urinaria e insuficiencia del suelo pélvico.

¿En qué consiste? Debido a que los músculos están débiles y no soportan el peso de los órganos dentro de la pelvis, EMSELLA utiliza la energía electromagnética para estimular los músculos profundos sin la necesidad de sufrir efectos secundarios, dolor o quitarse la ropa.

Ventajas del EMSELLA para acabar con la incontinencia y fortalecer el suelo pélvico frente a otros tratamientos convencionales:

  • Los resultados incrementan con cada sesión.
  • El procedimiento es cómodo, sencillo y rápido (30 min. Aprox.).
  • No requiere de anestesia ni de esfuerzo o dolor. Es completamente no invasivo, por lo que tampoco deriva en efectos secundarios.
  • Es seguro y está aprobado por la FDA.

En BEXCLINIC apuntamos a los tratamientos más novedosos para mejorar tu salud y bienestar

Entendemos que la incontinencia es una condición que puede generar grandes molestias y vergüenza en quien la sufre. Nuestro equipo de profesionales no solo se caracteriza por ofrecer la mejor atención, sino también por brindar un trato humano, confidencial y hacer tu experiencia en BEXCLINIC placentera.

Al reservar tu primera cita gratuita en BEXCLINIC, contarás con la atención de nuestro equipo médico, quien te hará una evaluación y te proporcionará las mejores recomendaciones en función de tu caso.

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que te podemos ayudar?